La piel es el órgano más grande del ser humano y el más visible; constituye aproximadamente 15% del peso total de una persona.. .. En cada centímetro alberga millones de células y terminaciones nerviosas especializadas para palpar (sentido del tacto), sentir calor, frío y dolor; a su vez, contiene glándulas sebáceas y sudoríparas, así como folículos pilosos, en tanto una extensa red de vasos sanguíneos nutre a esta compleja estructura.
Regularmente el médico general o el dermatólogo pueden identificar las alteraciones a través de una simple exploración visual. Las características reveladoras incluyen tamaño, forma, textura, color y localización de la anomalía, además de la presencia o ausencia de otros signos o síntomas.
Un dermatólogo posee amplios conocimientos (cirugía, reumatología, inmunología, neurología enfermedades infecciosas y endocrinología). Un factor de importancia para los dermatólogos y además para saber la procedencia de enfermedades dermatológicas es la genética.
Las características reveladoras incluyen tamaño, forma, textura, color y localización de la anomalía, además de la presencia o ausencia de otros signos o síntomas. Sin embargo, en otros casos el especialista debe extraer pequeña porción de piel para examinarla al microscopio (biopsia), a fin de establecer el diagnóstico adecuado.
ipage vs bluehost

Nuestro sitios:

Entorno Médico

http://www.industria-farmaceutica.com/

Depilar-T

Nutrición

RADIO MALETÍN

Síguenos en:

Facebook

Botox "puede causar nuevas arrugas"

El tratamiento contra las arrugas que utiliza inyecciones de botox -una sustancia que paraliza los músculos- podría tener el efecto opuesto.

 

Un experto en el campo señala que las personas con regiones de la cara paralizadas siguen recreando inconscientemente las expresiones faciales.

Esto, señala el experto, obliga a los músculos vecinos a la zona sin movimiento a compensar la falta y eso crea nuevas arrugas.

El doctor David Becker, profesor de dermatología del Colegio Médico Weill Cornell de Nueva York, advirtió que tanto los pacientes como los doctores deben estar concientes de los riesgos antes de iniciar el tratamiento con botox.

Expresiones peligrosas

Becker se concentró específicamente en los riesgos que presenta el inyectar esa sustancia entre las cejas, una de las áreas más populares para el tratamiento contra las arrugas. 

"En ese caso, después del tratamiento, los músculos de la parte superior de la nariz, el centro de la frente y los párpados tratarán de recrear la expresión de enfado. Repeticiones de esa acción causan nuevas arrugas", asegura.

Sin embargo, subrayó que -según él- inyectar botox ha probado ser un tratamiento seguro y efectivo contra las arrugas y las nuevas líneas que puede causar son en general menos prominentes.

El profesor Becker añadió que, en el caso de que salgan nuevas arrugas, el paciente y el médico deben decidir si suspenden el tratamiento o si aplican botox en otras partes de la cara.

 

Fuente: BBC.com