La piel es el órgano más grande del ser humano y el más visible; constituye aproximadamente 15% del peso total de una persona.. .. En cada centímetro alberga millones de células y terminaciones nerviosas especializadas para palpar (sentido del tacto), sentir calor, frío y dolor; a su vez, contiene glándulas sebáceas y sudoríparas, así como folículos pilosos, en tanto una extensa red de vasos sanguíneos nutre a esta compleja estructura.
Regularmente el médico general o el dermatólogo pueden identificar las alteraciones a través de una simple exploración visual. Las características reveladoras incluyen tamaño, forma, textura, color y localización de la anomalía, además de la presencia o ausencia de otros signos o síntomas.
Un dermatólogo posee amplios conocimientos (cirugía, reumatología, inmunología, neurología enfermedades infecciosas y endocrinología). Un factor de importancia para los dermatólogos y además para saber la procedencia de enfermedades dermatológicas es la genética.
Las características reveladoras incluyen tamaño, forma, textura, color y localización de la anomalía, además de la presencia o ausencia de otros signos o síntomas. Sin embargo, en otros casos el especialista debe extraer pequeña porción de piel para examinarla al microscopio (biopsia), a fin de establecer el diagnóstico adecuado.
ipage vs bluehost

Nuestro sitios:

Entorno Médico

http://www.industria-farmaceutica.com/

Depilar-T

Nutrición

RADIO MALETÍN

Síguenos en:

Facebook

Conoce cuáles son los factores que resecan tu piel y descubre la mejor forma de restaurarla

La piel es un órgano importante que cubre y protege todo nuestro cuerpo. Por ello, debemos darle un cuidado especial y atenderla si presenta algún padecimiento dermatológico. Uno de los más comunes es la resequedad, pues existen diversos factores que contribuyen a que ésta se reseque. Conoce algunos de estos factores a continuación:

 

  • Condiciones climáticas: los cambios bruscos de temperatura que hay en nuestros días alteran la barrera cutánea de la piel debido al aire cálido o frío que se genera, además de la humedad ambiental. La piel seca suele empeorar en verano e invierno por las altas y bajas temperaturas que se producen.
  • Exposición al sol: la luz ultravioleta genera radicales libres, elementos que aceleran el envejecimiento en la piel. El exponerse al sol sin protección causa una agresión oxidativa, ya que provoca un desequilibrio entre los radicales libres y la capacidad del organismo para neutralizarlos con sustancias que actúan como antioxidantes. Además, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel.  Por ello recuerda aplicar un protector solar antes de salir de tu casa.
  • Jabones: en la ducha se llegan a utilizar muchos jabones que son muy agresivos para la piel, pues hacen que ésta pierda agua y grasas que la protegen e hidratan, además de poder llegar a alterar su pH, por ello, lo ideal es utilizar un jabón neutro.
  • Bañarse con agua muy caliente: si eres de las personas que les encanta bañarse con agua caliente y por tiempo prolongado, piénsalo dos veces porque estás ocasionando que tu piel se reseque. Los baños prolongados y calientes contribuyen a disminuir las grasas  que forman la barrera protectora de la piel, la cual ayuda a protegernos del ambiente.
  • Alimentación: de acuerdo con la Fundación Mexicana  para la Dermatología A.C., una dieta correcta  aporta los nutrimentos  necesarios para lograr que la piel mantenga su salud y evita el daño por acumulación de radicales libres y toxinas que dañan sus células¹. Además, es importante tomar el agua suficiente para mantenerla hidratada. Si tu alimentación consta de un exceso de  grasas e hidratos de carbono, no deberá extrañarte tener una piel que no luce sana.

 

Como puedes ver, estamos expuestos a muchos factores que contribuyen a que la piel se reseque y se maltrate día con día. Si tu piel es muy seca, te recomendamos Vasenol® Recuperación Avanzada Fragancia Ligera de la línea Cuidado Intensivo. Esta crema te ayudará a restaurar tu piel seca o extra seca hasta por tres semanas². De hecho, desde la primera aplicación, los humectantes de su fórmula incrementan y mantienen el nivel de agua de tu piel, calmando la sensación de resequedad y dejando un aroma ligero y agradable.